Último número

Proyecto NEOSUBER


Selvicultura adaptativa para el alcornocal. El proyecto pretende contribuir a la optimización de la productividad y sostenibilidad de las masas de alcornocal en Extremadura.

El traspaso de las competencias forestales desde el Estado central a las autonomías, en la década de los 80, fue una buena noticia para Extremadura. En este contexto se creó en el año 1984 el Instituto de Promoción del Corcho (IPROCOR), que con el tiempo se ha convertido en un centro de investigación con el alcornoque como gran prioridad. El desarrollo institucional ayudó a aprovechar muy bien las ayudas europeas para repoblaciones forestales, que han permitido que en los últimos 25 años se realizasen 53.000 hectáreas de plantaciones, con más de 15.750.000 alcornoques repoblados. Así, la superficie productiva de alcornocal en la región se verá próximamente incrementada. Desde 2013 el antiguo IPROCOR, ahora llamado Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal, pertenece al Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX ). A través del proyecto denominado NEOSUBER, CICYTEX ha vuelto a elegir el alcornoque como el corazón de uno de sus seis nuevos “Proyectos Estratégicos Sectoriales”, orientados a mejorar la sostenibilidad de los sectores agrícola, ganadero y forestal. Todos estos proyectos están adscritos al Programa de CICYTEX para la promoción de la innovación desde el conocimiento en agroalimentación y recursos forestales, en el que se contemplan dos líneas de trabajo prioritarias: sostenibilidad de los sistemas agroforestales y ciencia y tecnología de los alimentos. Entre otras cosas, este programa persigue el aumento del interés de la sociedad extremeña por la Ciencia y la Tecnología mediante la participación del tejido empresarial, técnicos, gestores, etc.

 

Alcornocales más productivos y sostenibles.

NEOSUBER es el acrónimo del proyecto “Selvicultura adaptativa para el alcornocal. Nuevas aplicaciones del bornizo”. En este trabajo, que tendrá una duración de 3 años (2017-2019), participa un equipo multidisciplinar formado por ingenieros de montes, agrónomos, industriales, técnicos forestales y un químico. Mónica Murillo Vilanova, Dra. Ingeniera Agrónoma de CICYTEX, es la coordinadora de este trabajo, cuyo objetivo es contribuir a la optimización de la productividad y sostenibilidad de las masas de alcornocal en Extremadura, mediante la generación de las herramientas necesarias tanto para la gestión de los alcornocales adultos como para la planificación de las nuevas e inminentes producciones de bornizo en las repoblaciones de los últimos años.

 

Para la gestión de un alcornocal es muy importante conocer las características de la masa arbolada, lo que permite orientar mejor las actuaciones en el tiempo y el espacio. Por eso, uno de los primeros pasos del NEOSUBER es aumentar el conocimiento relativo a las masas de alcornoque en Extremadura mediante su clasificación a lo largo de toda la geografía regional. Así, se establecerán tipologías forestales, unidades homogéneas clasificadas en función de su distribución y sus características. Se reunirán, con una misma terminología, rodales con ciertas características comunes que sean determinantes para la asignación de objetivos a largo plazo y el establecimiento de prescripciones selvícolas. El objetivo es que el planificador forestal pueda identificar rápida y claramente a qué tipología forestal pertenece su unidad de actuación o rodal y pueda definir unos objetivos y orientar la gestión con fundamentos técnicos.

 

Además, para dar a conocer mejor las buenas prácticas de gestión adaptadas a cada tipo de alcornocal, teniendo en cuenta los objetivos productivos y la conservación del medio ambiente, se establecerá una red de rodales modelo. Esta red de parcelas permitirá realizar demostraciones prácticas sobre la identificación de tipologías y de modelos selvícolas adecuados a un rodal, así como la práctica in situ de los tratamientos recomendados en dichos modelos, a modo de demostración. Para poder mantener en el tiempo esta red de rodales modelo, se buscará la implicación de los propietarios en esta actividad.

 

El desafío del bornizo

Va a suponer toda una novedad, y un desafío para los gestores forestales extremeños, gestionar eficazmente los más de 15 millones de alcornoques que están a punto de entrar en el ciclo de producción corchero. La primera capa suberosa que se extrae de un alcornoque se denomina bornizo; no es aprovechable por la industria taponera y es utilizado escasamente después de su trituración. La saca del bornizo supone más un costo que un ingreso para el propietario. La mejor manera de mostrar a propietarios, gestores e industriales la posibilidad de rentabilizar estas masas jóvones de alcornoque será el estudio y demostración de aplicaciones innovadoras del corcho bornizo.

 

Entre las alternativas que serán estudiadas, se encuentra la de la “bio-construcción”, que supone una excelente oportunidad para el uso del bornizo en la rehabilitación de edificaciones características del entorno rural, contribuyendo a su integración en el paisaje y el entorno. Además proporciona ventajas termo-acústicas y mejora la estanqueidad e impermeabilidad de las mismas. De hecho, entre las medidas recogidas en la Estrategia del Cambio Climático de Extremadura se encuentra promover el uso de materiales naturales como el corcho en la edificación. De igual forma, el Decreto de Certificación Energética de esta comunidad persigue también el fomento de la utilización de materiales autóctonos y no contaminantes.

 

Los resultados obtenidos en el proyecto NEOSUBER, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y la Junta de Extremadura, se trasladarán a propietarios, gestores y sector corchero a través de jornadas demostrativas, foros, seminarios, ferias, publicaciones, etc.

 

 

Banner
Banner